Avançar para o conteúdo

Tarjeta de Credito ING

La tarjeta de crédito es una línea de financiación, es decir, cuando la utilizas, el importe no se retira directamente de tu cuenta, sino que puedes devolverlo como creas conveniente: a final de mes, a plazos o con una cuota mensual fija. La tarjeta de crédito, además de ser de uso cotidiano, es muy útil para pagar gastos elevados como un viaje, un ordenador, etc.

¿Son interesantes las tarjetas de débito y de crédito?

Las tarjetas de débito no están sujetas a intereses, y las de crédito tampoco, siempre que pagues a final de mes lo que has gastado.

Si eliges financiar tu compra a plazos, la tarjeta de crédito puede aplicar intereses. También lo hace cuando sacas dinero del cajero con ella.

La tarjeta de débito es un medio de pago en sí misma, ya que está asociada al saldo que tienes en tu cuenta, y cuando sacas dinero de un banco o pagas algo con ella, el importe se descuenta de tu cuenta. Es la tarjeta adecuada para realizar los pagos diarios, sacar dinero del cajero, etc.

ING no nos complica las cosas, tenemos dos tarjetas: una de débito y otra de crédito. Así que por supuesto. Cuando vayas de tiendas o compres por internet, tu única preocupación será elegir la camiseta azul o la verde:

  • – Tarjetas gratis: sin comisión ni por emisión, ni por renovación, ni por mantenimiento.
  • – Compras seguras por Internet. Para que pueda realizar sus compras por Internet de forma segura “on”.
  • – Protección antifraude. Puede estar seguro de que estará protegido contra las compras no autorizadas.

Información general

Pague como quiera: A fin de mes o en cómodos plazos de 3, 6, 12 o 18 meses, para las compras realizadas con tarjeta de crédito superiores a 90 €. ¡Descubra las diferentes formas de pago aquí!

Sus límites, con un clic y desde su móvil, para sus compras o reintegros. Y si quieres usarla en el extranjero, la activas y listo. Vamos.

Si en algún momento pierdes tus tarjetas, puedes desactivarlas por seguridad y volver a conectarlas cuando las encuentres.

¿No llevas la cartera encima? No hay problema, puedes pagar todas tus compras con el móvil. Si tienes un iPhone, hazlo con Apple Pay. Y si eres Android, con Google Pay.

La tarjeta de crédito tiene unos límites preestablecidos de 600 euros al día y 1500 euros a la semana para retirar dinero en cajeros y tiendas. El límite lo marca la línea de crédito disponible, pero puedes reducirlo cuando quieras a través de la web y la app.

Puedes desactivarla para usarla fuera de Europa cuando no necesites viajar, y activarla cuando lo hagas. También puedes desactivar tu tarjeta para compras online y activarla cuando vayas a comprar, todo ello a través de la web y la app.

La tecnología contactless te permite pagar tus compras o retirar dinero en terminales y cajeros automáticos compatibles sin tener que introducir la tarjeta en ellos. Si el importe a pagar o retirar del cajero es inferior a 20 euros, no es necesario validar el PIN. Tú decides cuándo activar o desactivar el contactless para tus tarjetas de forma rápida y sencilla en nuestra web y app.

Puedes obtener dinero gratis si retiras 50 euros o más. Tras la fusión de CaixaBank y Bankia, los antiguos cajeros de Bankia pasan a denominarse CaixaBank. Para poder identificarlos fácilmente, debes buscar un distintivo que incluya los logotipos de Bankia y CaixaBank. Recuerde que en el resto de cajeros de CaixaBank sin esta identificación, puede sacar dinero gratis si retira 200 euros o más.

Comparte la publicación:

Artículos relacionados